en EuroStream

Madrid productiva

MadridMadrid es una ciudad que me ha gustado desde que llegué, ya saben que el primer suelo que toqué en Europa fué en Madrid por unas horas. Así que ahora que estoy por varios días me dediqué a buscar más allá y conocer gente.
Por suerte tuve la oportunidad de quedarme en casa de alguien que tiene muchos amigos que estan en la movida y que me ha logrado enseñar un día en la vida de un local. Que es lo que vine a buscar.

A diferencia de Barcelona, la otra gran ciudad española, Madrid es más tranquila. Es un clásico sentarse en alguna terraza a tomar una cerveza luego del trabajo con algún amigo.
La gente aquí es mucho mas acogedora que en Catalunya. Más amables y amigables, uno de los puntos en común con Buenos Aires.
Porque es lo que se dice, Buenos Aires y Madrid se parecen mucho. Aunque claro, esto es Europa.

Pero tampoco hay mucho que desear, las malas actitudes de los jóvenes están en todas partes. El agua tiene tanto sarro que es blanca, el transporte es carísimo y la ciudad no está tan preparada para transitarla en bicicleta como otras que he visto.

Culturalmente me ha sorprendido con los espacios que tienen. También los espacios verdes son de gran importancia en la ciudad. El Retiro es algo así como nuestro Rosedal y está en el medio de la ciudad, la gente acostumbra a pasear por ahí cuando tiene un rato libre.

Comer en Madrid se me ha hecho complicado, si bien es mucho más barato que Barcelona, el 85% de los lugares son cervecerías o taperías y las comidas estan hechas en base a papa, carne, cebolla frita, queso, jamón, panceta, pimientos y frituras. Digamos que no es muy sano y te deja de cama. Ahora entiendo por qué comen tapas o pinches, es decir, platos pequeños.

Pasear por la calle Fuencarral, conocido como el barrio gay, que tiene diferentes tiendas y toda la cultura sub-urbana. También el centro con sus plazoletas y calles de toda ciudad Europea. La zona del Prado con sus museos. O Lavapiés también llamado el barrio africano, donde hemos probado una zapatilla, un plato que te deja tirado.
Si bien no está llena de edificios impresionantes como otras ciudades del contiente tiene cosas sorprendentes, como el Templo de Debod, un templo egipcio que de alguna manera lo han trasladado y lo pusieron en la cima de una colina con una vista muy linda. Eso es Madrid a grandes razgos.

He visitado diferentes centros culturales, a MediaLab Prado que me ha acogido varios días para trabajar en su espacio y he tenído varias reuniones para trabajar en conjunto. También Espacio Espora, un pequeño espacio de una niña que le está poniendo muchas ganas a su proyecto y confío en que va a crecer mucho. Diferentes espacios como CaixaForum, Matadero Madrid, Fundación Telefónica y La casa encendida que son monstruos culturales donde realizan cientos de actividades.
Madrid es una ciudad en donde pasan muchas cosas, y eso es lo que hace que me guste tanto.

Mañana parto para Málaga, mi último destino, así que estoy preparando varias notas temáticas sobre mi viaje. No dejen de ir viendo las fotos y siguiendo en tiempo real por twitter.

Escribe un comentario

Comentario

Webmentions

  • Save the Lab | Manuchis.com.ar

    […] soy. Fué inspiración para Estado Lateral, donde trabajé durante algunos años y que me permitió viajar a conocer cuando aún estaban en Plaza de las Letras. También intentamos hacer algo parecido en Buenos Aires con Enrique Avogadro, que no funcionó, […]