en EuroStream

Recapitulando Eurostream

Estoy volviendo a Buenos Aires, estoy con sensaciones cruzadas. No soy bueno para los viajes, ni las idas ni las vueltas. Ahora todo es confuso, si fueron solo una experiencia, o pasará un “way of life” como dicen por ahí.

No lo se, espero que me esperen con los brazos abiertos y con paciencia. Porque no es que uno llega con todo para ponerse a producir. En mi caso, si bien quiero hacer muchas cosas y ponerme al dia, necesito bajar a tierra muchas vivencias que tuve. Pasarlas en limpio, para poder aprender mucho más y hacer de mi próximo viaje algo más provechoso.

Porque siempre me pasa, cuando conozco lugares nuevos, que no disfruto todo lo que debería por esa dificultad que tengo para adaptarme a lo que no conozco.

Realmente voy a extrañar muchas cosas. La libertad, primero que nada. El respeto, la tranquilidad y el estilo de vida del viejo mundo. A mis amigos, nuevos y viejos, es difícil pensar que no sabes si los vas a volver a ver.
Las ciudades, a las que me cuesta adaptarme pero luego me encariño. Como Madrid, Girona, Málaga y un par más.

Pero bueno, es lo que fué, por suerte todo ha salido bien, más allá de algún que otro disgusto, comprobé que puedo viajar solo todo un mes a un lugar desconocido. Pero a decir verdad, lo que más disfruté es estar con conocidos. Luego de irme de Paris, hasta llegar a Madrid, pasé por bastante stress.

Para mi es una prueba, que no es la primera ni será la ultima, para llegar a mi destino añorado, que es Japón.
Aún así no tengo apuro, me gustaría volver a Europa, terminar de recorrer España y conocer un poquito del norte. Espero que salgan excusas para poder volver pronto, ojalá en menos de un año.

Pero primero tengo otros destinos, obligados y recurrentes, como Santiago de Chile o Mar del Plata.
Si, me hice un viajero tremendo. No se si está bien, no se si es la mejor decisión, por que sé que estoy dejando que ciertas cosas se vayan corrompiendo también, y favores que voy pidiendo.

Pero sé que si no lo hago ahora, luego será más dificil, y también tiene para mi un valor único, porque aunque no lo crean para mi siempre fué muy dificil viajar, en el sentido emocional. Y poco a poco, poniendome a prueba, lo voy superando.

Para cerrar, algunos listados resumiendo algunas cosas que me quedaron.

Cosas que estaban en mis planes y no hice:
– ir a bilbao
– Comer una paella (mucho calor)
– Ir a granada
– Grabar entrevistas ( no me dió para todo)
– Casarme con una española (jojo!)
– Hacer dieta

Cosas que no esperaba y terminé haciendo:
– Conocer Toulouse, Girona, Celra y Barberá del Valles
– Comer Gazpacho
– Hacer que España salga campeón del mundo y estar en su festejo
– Dar el primer paso para conquistar el mundo
– Conocer tanta gente haciendo cosas copadas

Pero saben lo que más más añoro, y que me pegó cuando llegué a mi casa. Es vivir con amigos, o salir a tomar algo a la tarde.
Si bien en el estudio disfrutamos trabajar juntos y nos hacemos nuestras tardecitas de cerveza, no vivo en general con la costumbre de salir por la tardecita. Y tampoco tengo amigos que lo hagan, y siempre me da mucha pena, no poder llamar a alguien y decirle “vamos a tomar algo hoy?” y justamente no hablo de un grupo de amigos cerrado, sino de cualquiera que se me cruza por la mente.
Espero cambiar eso…

Porque a veces, hasta en mi propia ciudad me siento solo. Será por eso que viajo tanto?

Escribe un comentario

Comentario