en Diseño

El 8vo arte

Personalmente no hay nada que me guste mas en el campo del diseño que los afiches cinematográficos. De hecho mi casa está plagada de pósters. Es una pieza compleja (no siempre bien aprovechada) que nos llama la atención, nos adelanta una historia, nos sorprende y más que nada persuade, con el gran desafío de plasmar una aventura de hora y media, el drama más descarnado, los peores miedos de un ser humano, ese amor que todos queremos, el misterio del espíritu, la alegría mas grande y las bajezas más sucias en un simple papel o tela de metro y pico.

Los afiches nacen en Francia aproximadamente en la mitad del siglo XIX. Gracias a las nuevas tecnologías de impresión (la litografía y el uso del color) y x supuesto de la mano de artistas como Jules Cheret y Henri Toulouse Lautrec dejan de ser simples anuncios para transformarse en todo un arte. Es así como las calles de Paris se convierten en un gran museo y esta “nueva” pieza de diseño y comunicación comienza a pesar fuerte. Pronto los estudios de cine descubren la veta comercial e impactante del póster y se le da la verdadera importancia que tienen, por suerte, hasta hoy en día.

Los carteles de cine se han visto tremendamente influenciados por la moda (como todo lógicamente), el marketing, el dinero, los distintos contextos sociales, el gusto popular y los movimientos artísticos con el correr del tiempo. Para bien o para mal, por supuesto. Hemos heredado piezas memorables que todavía hoy apreciamos, buscamos, colgamos y hasta estudiamos… Y hemos sufrido también diversos intentos publicitarios lamentables y olvidables. Hablando un poco de esto ultimo, durante mucho tiempo los afiches mas vistos eran aquellos que presentaban como único recurso “interesante” una foto (o un par de fotos, porque no?) casi realista del actor/actriz en cuestión, una escena literalmente extraída de la peli o una combineta de ambas. Obviando lo válido de la propuesta desde lo taquillero, este tipo de afiches pasan a mi criterio sin pena ni gloria (o deberían al menos). Carentes de una impronta propia, poco coherentes con el film a promocionar y sin estilo definido parecen intercambiables, salvo por el contenido de las imágenes y el logotipo o titulo de la peli. Hoy en día seguimos encontrándonos con súper e inexpresivas fotos a gran escala de Ben Afleck o de Jennifer Love Hewitt en las puertas de los cines del Abasto y algunas otras salas, pero por suerte hay mucho mas que eso. Hay una buena competencia. Como fanática del cine, espectadora, consumidora y diseñadora (ora… ora…) agradezco que así sea.

Subo algunos afiches que me parecen interesantes dentro del gran universo de posters “distintos” a buscar, mirar y tener mas que en cuenta. Si quieren ver y disfrutar un poquito mas, le dejo unos links de estudios de diseño y diseñadores varios que trabajan en el tema. Y bastante bien me parece 🙂 Saludos a tutti!!!!

http://www.crewcreative.com/ http://www.intralinkfilm.com/
http://www.conceptarts.com/ http://www.cimarrongroup.com
http://www.bltomato.com/blt.phphttp://www.drewstruzan.com/

crash21.jpgeternal-1.jpgeternal-2.jpgalpha_dog1.jpgprestige11.jpgprestige21.jpgwhat_lies_beneath1.jpgperfume.jpgfight_club_ver11.jpglittle_miss_sunshine1.jpggosford_park_ver1.jpgsyriana1.jpg

Escribe un comentario

Comentario

  1. hola encontre esta pag ya q estoi realizando un estudio acerca d los afiches cinematorgraficos en base al diseño y su evolucion a lo largo d la historia…m encataria si m pudieran proporcionar informacion acerca d tecnica qse utiliza o los elementos qse tienen en cuanta a la hora d diseñar un afiche, soi d santa fe capital mi direccion decorreo es drope_a05@hotmail.com
    Desd ya muchisimas gracias.