en Literatura

Relatos de pingüinos (III): Desde el este.

Han pasado meses sin saber nada de Sicoex.
Hace 2 días recibo una carta certificada a nombre de él, no tengo idea de como pudo hacer que alguien la envíe a mi casa, si ni siquiera me conoce. Igualmente me alegra que esté bien.

” Hola en realidad no te conozco pero me han pasado tu dirección cuando leí sobre ti en la WWW (pues como ha aprendido este sujeto!). Estoy aquí en Japón ya que me había enterado de que había una copa del mundo o algo así sobre el fútbol. Pero al llegar me comentan que ya ha terminado y que este año es en Alemania.
Pero no se como salir de aquí, para todos lados hay aguas con grandes monstruos. Tampoco tengo idea de como llegue aquí, ya que mientras caminaba por la famosa calle florida alguien me ofreció llevarme al mundial de fútbol, pero era un cazador de animales, esos que salen en la tele cuando los ecologistas hacen manifestaciones.
En fin, necesito tu ayuda… en realidad no se como me la vas a dar porque no se bien donde me encuentro, no entiendo su idioma.

Agradezco que cuentes mi historia, ahora ya tienes algo mas para relatar.
Ah, si te parece raro que te esté escribiendo es porque aquí en Japón inventaron una máquina para traducir a los animales como delfines y pingüinos, y de esa manera alguien está escribiendo por mí mientras me hacen unos estudios.

Saludos, Sicoex”

Escribe un comentario

Comentario