en Reflexiones

Viaje espirituoso

mendoza fogHace una semana vengo viajando por 3 ciudades maravillosas. La mansa Mendoza, el Santiago chileno y Valparaíso porteño.
Arranqué el viaje con la idea de dejar cosas atrás y buscar nuevos caminos para este año. Durante un mes lo fuí pensando, craneando y preparando todo para esto… y dió los resultados que esperaba.
En este momento estoy volviendo a Mendoza, el viaje aún no termina pero ya me siento realizado.

Comenzó con la llegada a la capital mendocina, el trabajo en equipo para el homenaje a Fede Rodriguez (Cut_R_sis). Con mucha emotividad me dejó pensando en el verdadero valor de las cosas. Sumando las charlas que tuve con todos los chicos, especialmente con Alex, hermano de Fede, que ha sufrido mucho.
Lo esperaba de una manera, pero fué el disparo de tomar ciertas decisiones. De valorar lo mío, de buscar un camino propio y de volver a lo esencial que tenemos muchos de nosotros, el mensaje, el arte, lo social y el amor hacia la expresión.

Así comenzó este viaje en el que me crucé con muchas personas nuevas y viejos amigos. Uno se da cuenta de que hay grandes corazones en todas partes, apoyando y compartiendo lo que uno hace, ofreciendo lo mejor de si.

Luego viajé a Santiago, con la excusa de la escala a Valparaíso. Ya tengo un mar de amigos, pero siempre es bueno hacer más, conocer otras cosas.
Finalmente llegué a Valparaíso, esa ciudad caótica como todo puerto. Con su incertidumbre siempre me saca de mi lugar, de mi personaje y me obliga a improvisar, a valorar lo que tengo. Y como ya venía en esa frecuencia, lo disfruté mucho.
Hice grandes amigos y fué el puntapié para iniciar este nuevo año. Experimentando con las cosas que me interesan desde la hora cero del 2011. Música, visuales, comidas, circuit bending y también aprovechando para cerrar otras etapas de 2010.

Aún sigo viaje y hay mucho que hacer. De hecho, no puedo dormir porque no puedo dejar de pensar en todo lo que quiero para los 2 próximos meses. El resto del año se definirá solo, no quiero entrar en grandes planes a futuro.
Lo único que sé es que no quiero varias cosas que experimenté durante el año pasado, no porque no me hayan gustado, sino porque no van conmigo.

Creo que es algo muy importante darse cuenta de las verdaderas necesidades de uno, Realizarse no es lo mismo para todos, y la mejor manera para hacerlo es ir cumpliendo pequeñas metas personales.
Para mi 2010 fué un gran crecimiento, de principio a fin, con sus cosas buenas y cosas malas. Pero lo mejor fué poder aprovecharlas para aprender sobre mi. Y aún me falta, por suerte.
Lo curioso, es que empecé el año en la misma ciudad que el año pasado. Con otra gente, pero esta casualidad simboliza, evidentemente, una continuidad. Algo que me fascina es pasar el fin de año con gente nueva, que talvez no conozca, compartirlo en el sentimiento y formar una relación a partir de eso, aun siendo fugaz…

Escribe un comentario

Comentario