en Tecnologia

Por qué Google Glass no es el futuro?

Hace unas semanas google sacó a la luz el proyecto Glass, que tiene como principio “que la tecnologia trabaje para nosotros”. Lindo argumento, pero me siento en los 70s.
El proyecto se lanzó junto a un video que muestra un dispositivo en forma de anteojos que nos muestra información en tiempo real, geolocalizada y con aparente inteligencia artificial, pero eso no queda muy claro.
En primer lugar, deberíamos aceptar que este show del que todo el mundo habló, y que sinceramente no se por qué replican este tipo de cosas sin sentido hasta el punto que yo tenga que escribir, responde a una necesidad económica y no tecnológica. Google es una maquina de fabricar productos que no funcionan alegando ser lo nunca antes visto y gracias a eso intenta mantener el valor de sus acciones. Demostrando que estan trabajando en algo nuevo y que la empresa vale. Y Glass es el peor ejemplo, porque hablando enserio no hay nada nuevo.

Respecto del dispositivo, muchos ya habrán visto las parodias al respecto. Tambien salió una nota en FastCo argumentando que debería ser un proyecto openSource para que los anteojos puedan ser diseñados por gente de la moda y asi tendria exito. Ok, entiendo el punto de pensar en los usuarios, pero aún dudo si la nota era enserio o una ironía. De todas maneras, no hay necesidad de usar unos anteojos si podrían ser unos lentes de contacto, por ejemplo. Pero calculo que sería menos creíble.

Como plantea Adam Greenfield en Everyware, el futuro es lo que llamamos la era Post-PC, donde ya no habrá una interface, una relacion humano-objeto. Sino que todos los objetos con los que interactuamos diariamente podrán brindar información e interconectarse. Desde ese punto de vista, Google insiste en que debe haber un intermediario, que en vez de ser una PC, una tablet, o un movil, son una pantalla de vidrio. Es decir, es un celular a 1cm de la cara.
Puedo pensar que el mombre Glass deriba en que se van a concentrar en llevar interfaces a vidrios y no solo en el tema de los anteojos. Sería lo más interesante, pero no tenemos pruebas de que asi sea.

Otro de los puntos negativos, así como se plantea en algunas parodias que encontré en Youtube, es la privacidad del usuario. No solo por conocer el historial de Google y casi cualquier empresa de internet, podemos esperar que un sistema asi, no solo nos brinde información basura o indeseada, sino que tambien recopile información de la que no estamos de acuerdo.
El mejor ejemplo de esto es el 3er capítulo de la serie Blac Mirror, la cual cuenta qué pasaría si recordamos todo en la vida.

Entonces, unos anteojos que nos brinden información conectada a la red, no solo sería molesto (quien querria tener anteojos todo el tiempo si no los necesita? Para algo me opere los ojos), obstructivo, distractivo e intrusivo. Tambien sería absurdo, en vez de pensar sistemas en donde los objetos por si solo brinden esa informacíon y no tener que estar portando más dispositivos.
Estamos llegando a un limite en donde ya no soportamos tener tantos dispositivos que nos vamos a cansar y vamos a entender que la verdadera evolución es despejarnos de todos los objetos y que la misma arquitectura y mobiliario sea la que nos sirva de interacción. Ubiquity, entendido como la omnipresencia o el estar en todas partes, es mucho mas que portar un dispositivo.
No quiero entrara en detalle respecto a este tipo de tecnologias, sus problemáticas son planteadas en los últimos 10 años con gran entusiasmo por muchos teóricos y aún falta un tiempo en ser implementado.

“El sistema ideal sería uno que fuera imperceptible hasta que lo requerimos en el que el foco del usuario no está en la herramienta en si pero en lo que intenta hacer con ella” dice Adam Greenfield en su libro.

Mark Weiser y John Seely Brown, investigadores de interfaces y tecnologias del futuro (en los años 80), hablaban de “tecnologias calmas” en donde estudian las interacciones del futuro y explicitamente dejan fuera el reconocimiento de voz argumentando que requiere prestar mucha atención. Algo de lo que el proyecto Glass se vale mucho, generando lo que se llama atención periférica.

Entonces tratemos de pensar qué utilidad real tiene esto. No me parece mal que las empresas traten de innovar, me molesta que le den tanta a importancia a cosas que sabemos que no tiene futuro, como fué con Google Wave o Google+. Hay muchos investigadores trabajando en proyectos mucho más avanzados, no tiene sentido llenarnos de información de este tipo. Que al final es para conveniencia de la empresa y no para el usuario final.

Escribe un comentario

Comentario