en Diseño, Reflexiones

la universidad de la vida… ?

En todos los años de carrera, debo decir que me he cruzado con infinidad de personajes vinculados al mundillo gráfico. entre estos individuos que uno va conociendo debido a la profesion se encuentran los famosos y terribles “diseñadores graficos no letrados”. aquellos laburantes (no discuto la cantidad ni el esfuerzo) que no han pisado en su vida una universidad… ni siquiera el Da Vinci de calle corrientes. a veces me pregunto si vale o no la pena seguir hablando del tema ya tan trillado y súper conversado… aun asi, sin sentido o con todo, obvio x demas o no tanto, el tema me vuelve una y otra vez como refrito.

hace poco me presentan a una conocida de conocidos en el marco de un brindis en un bar. entre copas charlo un rato con todos y también con esta chica. lo primero que me dice sonriendo es: “ahhh! me dijeron q vos TAMBIEN sos diseñadora gráfica, no?” a lo q respondo afirmativamente. me cuenta algunas cosas, le cuento yo otras tantas, conversamos un poco y es entonces q le pregunto donde estudio, y si lo hizo en la uba q cátedras curso y en q año. uno siempre busca similitudes, conocidos en común y alguna q otra anécdota quizás, no es cierto? me dice riendo… “nooooo, yo soy diseñadora, pero no estudie en ningún lado. pasa q trabajo en una imprenta”. debo confesar que aunque este tipo de situaciones las he vivido varias veces con diferentes matices y en distintas circunstancias, me molesto bastante. la carta de presentación, como el comentario y ni hablar la complicidad buscada en esa sonrisa me hicieron mucho ruido. la charla murió 2 minutos mas tarde, pero la resaca en todo sentido me duro hasta el otro dia. es mas, creo q me sentí muy ofendida.

considero fundamental la instrucción mas básica y convencional en una primera instancia. parece lógico, no? pero realmente en las carreras de diseño no lo es. la facultad puede ser por momentos insoportable, pero te abre a un mundo distinto, te conecta con tus pares, te mete en una red inmensa de comunicación e info, te abre los ojos y te da perspectiva, te da piso y dinámica, te da fuerzas ante posibles frustraciones futuras (aun cuando la facu puede ser muy frustrante a veces), te enseña desde la practica pero también desde la teoría… “te desenrolla la alfombra” y te abre puertas. no desestimo para nada la experiencia. durante o posterior… creo q la misma termina por cerrar el circulo, lo q es una forma de decir, obvio… ya que siempre, si tenemos humildad, podemos seguir aprendiendo.

sigo pensando. es tan importante una carrera cuando en nuestro caso ni te piden titulo para entrar a un laburo? que es mas valido… el talento o la insistencia? que pasa con la instrucción y la experiencia? pueden ir x separado? puede la experiencia fagocitarse otro tipo de aprendizaje?
ah, recuerdo una vez… que ante la urgencia tuve que aplicar un par de inyecciones intramusculares. quizás soy enfermera y no me di cuenta.

Escribe un comentario

Comentario