en Literatura, Reflexiones

El arte de amar

Quien no conoce nada, no ama nada. Quien no puede hacer nada, no comprende nada. Quien nada comprende, nada vale. Pero quien comprende también ama, observa, ve… Cuanto mayor es el conocimiento inherente a una cosa, más grande es el amor… Quien cree que todas las frutas maduran al mismo tiempo que las frutillas no sabe nada acerca de las uvas.
PARACELSO

Eso dice la cita con la que empieza mi edición del libro que titula este post de Erich Fromm.

Hoy volví a leerlo por sugerencia de mi queria amiga Sofi. Cuando hablamos el otro día de nuestros problemas, o nuestras reflexiones acerca de ellos, y me recordó la lectura de ese grandioso escritor y filósofo, y las respuestas que me había dado aquel entonces que marcó mi forma de ver y de ser. Y ahora que lo vuelvo a pensar, recuerdo porqué soy como soy…

Escribe un comentario

Comentario

  1. realmente me alegra que tu reencuentro con fromm haya tenido un buen resultado, y que volvieses a encontrarte con vos mismo.
    como dije, ese libro siempre tiene algo nuevo para contarnos.
    y ahora te dejo un calido abrazo y un beso!

  2. cuando me referi a las similitudes… pensaba en aquellos (ojo, no hay mucha) q se juegan x lo q aman y x los q quieren… pensaba ademas en esas personas (todo el tiempo busco ser una de ellas) q tiene inquietudes, motivaciones y muta/camina/va en busqueda de lo esplendido de la vida… q no espera si no q hace. no importa si hay trucos para pasar de pantalla (siempre y cuando no se quemen etapas y uno pueda disfrutar el camino) la onda es ir para adelante y tener esa energia… y si me puse reflexiva, bueno… asi es la cosa. estoy pensando mucho ultimamente, y estoy poniendo en crisis muchos aspectos que me definen… la crisis es buena, pensarlo esta muy bueno… que fluya, que active, y asi seguimos marchando.

    quizas algun dia lea el libro…