en Literatura, Reflexiones

Sobre el amor a dios…

Meister Eckhart dijo:

Si, por lo tanto, me transformo en Dios y Él me hace uno Consigo mismo, entonces, por el Dios viviente, no hay distinción alguna entre nosotros… Alguna gente cree que va a ver a Dios, que va a ver a Dios como si él estuviera allí, y ellos aquí, pero eso no ha de ocurrir. Dios y yo somos uno. Al conocer a Dios, lo tomo en mí mismo. Al amar a Dios, lo prenetro.


Extraído de “El arte de amar”, Erich Fromm.

Escribe un comentario

Comentario