en Buenos Aires, Política

El desmantelamiento de la ciudad.

Había una vez una ciudad que intentó crecer, a pesar del congelamiento del país, de fraudulentas gestiones y de políticos en contra.
Pero el pueblo eligió y como siempre, lo peor.
Y así llegó la hora de “sacarse de encima” cosas que son mínimas, que “no sirven”. Que total, esa gente no trabaja y no está capacitada.
Es fácil pensar que uno puede hacer todo de cero cuando toda su vida fué así, que si te caen las cosas de arriba, también piensa uno que las cosas de hacen desde arriba, a “dedocracia”.
Pero dio la casualidad, que en esta ciudad ocurre un relato similar, y es que el señor MM y no otro que Macri, piensa que hay cosas de más y que es un gasto innecesario, así como debe pensar que hay gente de más y que son innecesarias y por eso hay que “desmantelarla”.
Que la Guardia Urbana tardó en desarrollarse y que nos costó entender para qué servía es cierto, pero finalmente definió su función y le ahorra recursos a otras instituciones.
Lo mismo que Ciudad Abierta, que a pesar de todo y su “rating irreal”, porque a quien le importa el rating cuando lo miden al tanteo como si fuera una votación de “bailando por un sueño”, será tirada por la basura y con ella un espacio de creación cultural, joven y prometedora.
Cuando la gente tiene cosas y no sabe que hacer porque le sobran, no lo valora. Y eso, acá, pasa mucho…

Escribe un comentario

Comentario